Lidia

relato-personal-lidia-diario-londinense

Última actualización: 11/05/2014

85 comentarios

  • 4.17
4.17/5 - 6 votos

SERIE DE CATASTRÓFICAS DESDICHAS

 

Capítulo I

¿Cómo entrar con MAL PIE en Londres? Soy una experta…

Mi decisión de ir a Londres fue definitiva en Enero, cogí mi maleta y a volar, previa reserva de una habitación en una casa donde realicé el pago para una semana a través de la red… Sin trabajo y con el dinero justo para sobrevivir hasta encontrar uno en la nueva ciudad.

Aterricé en el destino, LONDRES, que bonito, que ilusión… el autobús que acerté coger en el aeropuerto me dejó en Liverpool Street, y desde allí me moví como supe hasta llegar a la casa que había alquilado.

¿Qué ocurrió? Yo llegaba de noche, y había avisado al casero que llegaría a horas intempestivas, no puso objeción ninguna, más que me cobraba 25 libras extra por esperarme, y yo acepté.

Tras un largo camino en búsqueda de la casa, maletas a cuestas, caminaba en la noche oscura y fría del invierno Londinense.

Por fin vi la casa, di saltos mortales de alegría. La puerta no tenía timbre, así que sutilmente rocé mis nudillos en la fría madera… no se oía nada… más fuerte! toc toc ! … el silencio seguía acompañándome… está bien, saco el macho ibérico que llevo dentro y aporreo la puerta como si me fuera la vida. Sigue el silencio… Glups! Lo intento de nuevo… nada…

Me senté a fumar un cigarrillo al lado de mis maletas, congelada, pensando que hacer. Llamé a la casera que me había alquilado la habitación y por supuesto no respondió nadie… pasaron como un par de horas y yo seguía allí, sola, congelándome de frío ya era tardísimo y que oscuro por diossss!!

De repente escucho unos pasitos sospechos… que se acercan a mi, pensé, viene un perro?… pues no, me pasa por delante de los morros un zorro, con su larga y peluda cola, mirándome con cara de… ¿qué narices hace ahí sentada a estas horas? pardilla

¡Un ZORRO! ¡por dioss! ¿qué hace un zorro paseando por las calles de Londres? ¿Acaso alguien lo ha puesto ahí para acojonarme más de lo que estoy?

Mi vejiga me estaba hablando hacía un rato, seriamente… Y por un momento desee ser un hombre, que facilidad, bajo cremallera saco la manguera y venga.. ¡libertad! …Si, ya lo se, estaba sola, oscuro y podía haberlo hecho tranquilamente, pero ostras, como bajarte toda la ropa ahí en medio, descubrirte sin más en esa posición tan incómoda, ¡era incapaz! además, ¿y si pasaba otro Zorro? aaaaggg! no, no podía!

Miré la casa de nuevo, vi muchas ventanas, y me dije, no puede ser que aquí no haya nadie más viviendo o que todos usen cloroformo para dormir… alguien tiene que despertarse.

Saque todas mis fuerzas y volví a aporrear la puerta una y otra vez sin parar, a lo salvaje, como para molestar hasta a los vecinos, parecía una posesa, pero estaba desesperada, no quería dormir en la calle, hacía muchísimo frío mi vejiga amenazaba con dejarse llevar por la fuerza de la naturaleza y yo quería entrar en calor!! Tenía una habitación pagada y un trato cerrado de que alguien me abriría la puerta a la 1 de la mañana!! Ya eran las 3!! Donde estaban????

De repente, se encendió una luz en el interior!! uhmm… en mi interior otra, os lo aseguro… sale una chica despeinada con ojos medio pegados, cara de pocos amigos y me pregunta que si sabía la hora que era.. ¿¿Qué si la sabía?? no sabes cómo muñeca, mejor que tu!! Es la hora de besarte, abrazarte, cantarte, bailarte y liberar a mi vejiga! aaaahhhh!!

Y bien, me deja pasar tras mis explicaciones, pero ella se acuerda de toda mi familia persiguiéndome por el pasillo refunfuñado sin parar!! es mi salvadora!! le permito que me diga lo que quiera, que más da!! si le ha dado vida a mi ya enfermiza vejiga …

Tras salir del baño, me vuelvo a mirar a la chica de pelos enmarañados, ella bebe agua en la cocina y me sigue mirando con cara de odio, pero no me importa,… tras un breve momento de silencio, le pregunto por mi habitación, me informa que no tiene llave y que no hay nadie esperándome para dármela… tras eso, se va tan tranquila a seguir durmiendo y yo me quedo allí plantada, pensando, ¿cómo es posible que todo salga tan mal? ¿por qué no me han dejado la llave?

Sin saber que hacer… pero calentita, eso si… me puse a inspeccionar lo que había, y vi una puerta que había bajo el hueco de las escaleras y… sorpresa! un nórdico usado y un tanto apestoso en el suelo del armario. A pesar de mis pronunciados escrúpulos, el sueño, el estrés y el cansancio me podía, así que lo estiré en el suelo de la cocina, pegadita al radiador… y a dormir en algo blandito como homeless , todo un lujo…. uhmmm que gustito llegar a Londres… Welcome!!

Esto es solo el principio… mis desdichas siguen y siguen….

Capítulo II

Me duele todo! me siento como si una apisonadora me hubiese aplastado, pero estoy en Londres, mi ilusión! Así que me levanto trepando lentamente por el radiador para así aliviar el dolor del entumecimiento de todo mi cuerpo y me veo a una parejita desayunando en la mesa de la cocina, mirándome con una cara de lástima… Cuando consigo estirar del todo mi columna y parecer una persona normal, los saludo con las energías que todavía me quedan en la recámara. No puedo evitar pensar… cómo duermen los jodios, casi tiro la puerta y estos ni se inmutaron!

Amablemente me ofrecen una taza de café que acepto agradecida….calentito… me siento con ellos y les explico mi aventurilla nocturna. Se ven muy majos y tenemos una charla agradable, pero siguen mirándome como si les diera una lástima sobrenatural y eso me incomoda un poco, pero también se lo permito…. me han invitado a un café caliente!

Tras la charla se van, no se ni a donde, y yo me pongo a llamar al casero, que finalmente responde y dice que me vienen a traer la llave, que espere 20 minutos.

Pasados exactamente 20 minutos aparece un chico, y tras explicarle el percance, obtengo una respuesta muy inglesa: “Lo siento, te esperamos hasta las 2 pero no llegaste, no obstante no te cobraremos los 25 pounds, esta es tu llave y la habitación es justo la que hay en frente de las escaleras, la otra llave es la de la puerta de entrada, disculpa pero tengo que irme a entregar otras llaves a otro cliente, adios”.

Que detalle… no me hacen pagar el extra… y fíjate… esa puerta que hay justo al final de las escaleras, mirándome, es la de mi habitación y estaba justo ahí…toda la noche estuvo ahí.. ains…

Tras varios días dedicados a mi búsqueda laboral, llego a casa una noche y me comenta la parejita que se tienen que ir de allí porqué su habitación está plagada de “cucarachas”… vaya… que asquito, no?? Además me informan de que los compañeros de la vivienda también tienen el mismo problema, y por supuesto, yo no iba a ser menos, no?? Me voy pitando a mi habitación y me pongo a buscar bichos, pero sin éxito.

Como igualmente tenía que dormir allí, me acosté, pero sólo de pensarlo me empezó a picar TODO,que mala noche!

Por la mañana decido cambiar mi jornada de búsqueda laboral por la de nueva habitación, me quedaban todavía dos noches pagadas en la casa y aunque tenía intención de alargar la estancia allí algunos días más, cambié de idea radicalmente, no quería convivir con cucarachas.

Había visto en muchas vitrinas de algunos comercios un montón de carteles ofreciendo alquiler de habitación, así que me planté en frente de una de ellas y me puse a llamar a las que más o menos me interesaban por precio. Contestaron algunos y empecé con las visitas.

Tuve que dormir las dos noches siguientes en la casa de los bichos porqué antes era imposible hacer el cambio de habitación, entre visitas y decidirme.

Finalmente escojo la casa de un matrimonio indio con un crío, buen precio, habitación doble y relativamente cerca de donde estaba. Me enseñaron la casa, me pidieron papeles, todo en regla, pues ya está… para allá que me voy, maletas a cuestas de nuevo….

Deshago maletas, que bonita habitación! Que bien! parece que empiezo a hacerme un huequito en esta ciudad…maravilloso!

Me voy al súper, hago la compra, llego a la casa y le pregunto a la mujer cual es mi espacio en la nevera para colocar las cosas, ella me indica amablemente….

Me doy una ducha, me seco mi pelo… bajo a la cocina y me dice la mujer con un tono que pretendía ser de amabilidad, pero que en el fondo no lo era….

“Disculpa pero tengo un bebé y no me hace mucha gracia que te duches, ya que la ducha la usamos también para el crío y no es muy higiénico compartir gérmenes” ( Perdonaaaa??)

A lo que yo respondo…”Ahh! Lo siento, pensé que sólo había un baño en la casa y me he duchado ahí… dime donde tengo que hacerlo”…

Ella me responde de nuevo con el mismo tonito de voz… “No, sólo hay un baño, compra un cubo o algo y aseate en tu habitación por favor”

……………. asimiláis??? yo todavía trabajo en ello……..

Mi cara tuvo que ser un poema, no sabía ni que decirle… Cómoooooooo????? Pero a que siglo me he transportado yooooo?? Esta seguro fue la que me soltó el zorro cuando llegue. Porqué es una broma,no??

PUES NO.

Tras el impacto, me voy a la cocina, a preparar algo para cenar a ver si con el estómago lleno digiero el “chiste” y me da por reír. Pero sólo entrar, llega la India siguiéndome y se queda mirándome a ver que hago, yo a lo mio, con sus ojos clavados, me dispongo a meter en el horno un plato pre-cocinado con una pinta un tanto asquerosilla que había comprado en plan “para una urgencia”…eso era una urgencia, porqué sus ojos empezaban a clavarse tan profundos que me dolían.

“Lo siento Lidia, pero de la cocina sólo puedes utilizar la nevera y el microondas ya que nosotros no lo usamos. El horno, la vitrocerámica y el resto de utensilios no son para compartir”

La miré…. la miré mucho …. la requetemiré…. pero no me salía ni una palabra. Saque la comida del horno, sin hacer, claro… la metí en su envoltorio y en la nevera, me cogí un yoghourt y me fui a mi habitación, sin decir nada.

Tras dormir lo que pude, no se porqué… (eso es ironía.. :) ) me levanté y vi que estaba sola en la casa… Yupiiii!! Cuando quise darme cuenta el diablillo de mi hombro izquierdo me decía, se mala, haz todo lo que no te dejan y más!! que se fastidien!! aprovecha!! que tus “gérmenes putrefactos se impregnen por todos lados….” uff! como para hacer caso de mi diablo, no???? Que mala leche tiene. Pero lo entiendo al pobre, es que.. y perdonarme por la grosería, pero daban ganas hasta de cagarse en el mármol de la cocina y dejarles ahí el regalo!!!! Y lo siento, pero mi diablillo tenía motivos más que suficientes para dejar volar su imaginación maligna….

Pero claro, el angelillo del hombro derecho me decía… vete a buscar otro hogar y no te compliques. Y directamente ganó al diablillo! Así de simple, porqué la vergüenza y mis principios siempre ganan (y ahora que lo pienso, menos mal…sólo de imaginármelo jajaja!)

De nuevo en busca de otra vivienda…. y bueno, sólo puedo decir, que en breve continuaré con la parte III…

Capítulo III

Tras movilizarme de nuevo para volver a mudarme, (que por cierto, menuda odisea es mudarse en una ciudad sin coche y sola, cargada de maletas, nordicos, almohadas, en metros y autobuses,tremendo, para hacer un vídeo…)vuelvo a ponerme en marcha en busca de las ofertas que hay en los cartelillos de las tiendas de pakis, que además ahora para mi ya tienen nombre, se llaman “Grocery” .

Buscando y rebuscando consigo encontrar una habitación en un barrio llamado East Ham, al Este de Londres, el chico hablaba tan rápido que pillaba una palabra de cada tres, pero bueno, más o menos entendí que era abogado que la habitación era individual, el precio eran 65 libras a la semana con TODO incluido y que podía entrar a vivir de inmediato. Por lo tanto me decido rápidamente a gestionar la nueva mudanza, básicamente por mi salud higiénica y mis ganas de poder alimentarme sin esa comida pre-cocinada pasada por el microondas.

Informo pues a la pareja de indios, súperanfitriones, de mi mudanza. Los cuales me comentan que el dinero de la fianza lo voy a perder, ya que tuve que pagar un mes por adelantado y que debía avisar tres semanas antes sobre dejar la habitación.

Lo que me faltaba!! Así que ni corta ni perezosa, les digo que me ha salido un contratiempo (mentira), que estoy muy a gusto (mentira), que no quiero irme (mentira), pero que no me queda otro remedio muy a mi pesar (mentira) y no me preguntéis ni como ni porqué, pero acceden a devolverme el dinero… creo que les di hasta pena, de ahí a Holliwood!! Y con la nariz de Pinocha hasta el más allá… dioss! que manera de hacer teatro, lo que hace la desesperación!! Va bien por un lado, así una se conoce más y ve hasta donde es capaz de llegar en momentos “límite”.

Como una burra de carga y el bolsillo algo recuperado me pongo en marcha a mi nuevo hogar.

A todo esto, en el autobús, de pie, controlando mis trescientos bultos, me suena el teléfono, número inglés…mmm..será trabajo? Respondo con voz de persona normal sentada en casa, en su sofá, relajada…(por si acaso me notan en la voz que estoy agotada, en un autobús aplastada entre otros tantos seres humanos, agobiada y desesperada. NO queda nada bien que se la note a una en apuros, había que dar buena impresión fuese como fuese.)

Que sorpresa! no era trabajo, pero sin embargo era la parejita de la primera casa en la que estuve!! si, si! la de las cucarachas!!! Preguntándome que tal me iba, ya que finalmente con el tema “bichos” digamos surgió una amistad y hubo intercambios de números telefónicos.

Les cuento brevemente un resumen de mi situación, a lo que ellos me responden muy amablemente, que si cambio de opinión, ellos tienen una habitación libre en su casa ya que se habían mudado a una vivienda NORMAL, donde había un salón, dos habitaciones, cocina un baño y una de las habitaciones tenía otro baño incluido, la cual casualmente tenían disponible al módico precio de 750 libras al mes.

Agradecida, les digo que no estoy interesada ya que sigo en mi búsqueda laboral y no da el horno para esas “delicatessen”.

Llego por fin a la última parada y me apeo. Ohh! que suerte! justo la parada esta en frente de la calle donde voy a vivir! Llamo al chico por teléfono desde allí, tal y como habíamos quedado, según sus instrucciones, al llegar a la calle me avisas que te voy a buscar. Que amable, verdad??

El teléfono daba señal, pero al otro lado no había nadie respondiendo… bueno… igual está en la ducha, o en su siesta… Cómo me gustaría ir a tomarme un café calentito, pero claro… con todo lo que llevo encima?? Si no puedo ya con mi alma!!!

Sigo esperando, nadie me devuelve la llamada, así que vuelvo a insistir y nada… ni eco…

Me empiezo a poner nerviosa, igual me ha tomado el pelo! pero..para que? con que finalidad, si aún no le he pagado.

Vuelvo a insistir ya empezando a estar en “modus histericus”, eso que sabemos hacer taann bien las mujeres, si, reconozcamoslo…. (o soy yo la rarita??)

Responde!! Biennnn!! Palmitas internas de alegría… si si .. a lo pamfilo.

Hola Lidia, me dice, siento mucho comunicarte que el chico que se iba a ir hoy, al final no lo ha hecho y se quedará quince días más, así que te ruego esperes estos quince días.

Que QUEEEEEEEE??ñsldfkasñlfasñflakñggrrr!! Me lo como!!

No sabía si reírme o llorar, no podía ser! Estaba en la calle, muerta de frío, cargada como una burra y sin techo!

Que tuve que hacer? LLamar a mi parejita de amigos explicarles lo ocurrido y pedirles la dirección para VOLVER a subirme en un autobús cargada, bajarme en una estación perdida al sur este, subirme en el DLR, volver a bajarme y subirme en oootro autobús… parece fácil así dicho verdad? Súmale mis tropecientos kilos y bultos y multiplicalo por el cansancio acumulado y obtendrás una Lidia en un “modo furia” de grado importante, además de sudada, despeinada .

Llego a casa de la parejita.. que monos!! Que bien, que hogar tan bonito, todo nuevo! moqueta blanquita nueva y limpia, seguro que sin cucarachas… y ohhh! mi super Suite con baño propio..que lujazo ehh? …y que dolor de estómago tener que pagar ese dineral cuando no tienes trabajo y se te acaban los recursos!!!!

Me recibieron con una super cena, casera, NO A LA COMIDA PRECOCINADAAAA!!, sabanas limpias! mi ducha!! mis germenes esparcidos por doquier sin que nadie me toque las narices!! Que placer!

Hablo con ellos y les digo que de momento me quedo, que pagaré una semana entera pero que me tendré que ir ya que no me puedo permitir ese gasto extraordinario por el momento. Sin problemas lo aceptan todo y la verdad soy muyyy bien recibida, con una estupenda convivencia.

Mientras prosigo con la búsqueda laboral, alterno con al búsqueda de vivienda…

Primera entrevista de trabajo!!! Oleee!! Me llama un tipo para una oficina y allí que me presento, parece que todo empieza a funcionar, igual hasta me puedo quedara con mis amigos, así se terminaron las mudanzas , la burra de carga y todos mis dolores de cabeza incluidos!

Pues no! Entrevista muy profesional, todo muy correcto, pero… “mi perfil es perfecto para el puesto de trabajo, pero lamentablemente no aceptamos a nadie que no tenga experiencia previa en Londres”…

Aha…y que tal si me das el puesto de trabajo y empiezo a tener esa experiencia Londinense??…NO cuela..

Prosigo mi lucha, pero todas las entrevistas a las que fuí, y además fueron bastantes en la misma semana, me responden lo mismo, SIN EXPERIENCIA EN LONDRES NO HAY TRABAJO.

Que ánimos ehh?? anda que no! Como se obtiene experiencia aquí sin que nadie te acepte para trabajar?? Algunas soluciones que me daban: Hazte voluntaria, trabaja gratis como becaria una temporada y así luego será más fácil.

Mi gozo en un pozo… por lo que opto por buscar trabajos que no sean en ninguna oficina ni de mi profesión. Nuevo curriculum y a imprimir otro montón de curriculums y vuelta a empezar! Eso si, CV especial para UK, a 20 céntimos de libra la copia.

Con la tontería, pasan dos semanas, por lo tanto pago otra semanita más en la casita de “lujo”, y me empiezan a temblar los bolsillos.

Uno de esos días, mientras repartía curriculums con cara simpática de ” si me aceptas en este trabajo, no te arrepentirás baby!”, recibo una llamada, era el tipo de la lengua-trapo, el abogado del plantón! Si si, el tio tiene el morro de llamarme, me comenta que la habitación ya está libre y que si quiero me puedo mudar.

Gracias por la oferta, pero no muevo ni un calcetín hacía mi maleta sin ver primero la casa y sin que nos veamos las caras y sin que me des una llave al menos!

Me dirijo hacía la dirección, el camino se me hacía familiar…grrrr!! Cuando llego a la casa y me abre la puerta, SORPRESA!!!ES INDIO!! Diosss! Me persiguen!!! seguro que este es primo hermano de la India “alias anti-germen”, la desgraciada que me puso un zorro en la calle el día que llegue!! si si siiii!! no puede ser de otra manera!

Me enseña la ratonera donde voy a dormir. Le puse ese nombre a lo que fué mi siguiente habitación, si, lo hice, cedí, ya sea por falta de recursos, por cansancio de tener que buscar más habitaciones cuando me corría mucha más prisa encontrar un trabajo, por seguridad de que si no era él, iba a ser otro primo de Nueva Delhi que tendrían por aquí viviendo, por querer poner el “huevo” ya en algún lugar y estabilizarme un poco… me mudé dejando atrás con mucha pena mi super habitación con baño incluido y metiéndome en metro y medio por dos, sin comedor y con una cocina del año la castañeta.

Nevaba, nevaba mucho… y yo sentía un frío anormal… calefacción apagada? Si. La enciendo, me cuesta y me recuesta moverme con el frio que tengo hasta la cocina para darle al botoncito, pero voy y la enciendo.

Se empieza a calentar… uhmm, que rica…que bien… me duermo.

Me despierto! Ains! que frio otra vez! que pasa? cinco de la mañana y brrrrrrr helada… vuelvo a hacer sobreesfuerzo humano hasta el botoncito divino, le doy, mmm… que ha pasado? se desconecta automaticamente? Vuelvo a la cama.. uhmm … otra vez calorcito y por fin cierro mis ojos para rendirme a lo que quedaba de noche….

Capítulo IV

Me despierto por la mañana, congelada, mi nariz tenía estalactitas… mi cama estaba justo debajo de la ventana de madera, era una esas casas típicas inglesas, viejas y sin arreglar, con lo cual, me entraba airecillo fresco por las grietas de la madera apolillada.

Estabamos a unos dos grados bajo cero, nevando…

Me pongo encima una mantita lila que compré en Primark por 5 libras. Salgo dirección a la caldera y veo que efectivamente está apagada.

Desisto, porqué entiendo que no es magia, que este hombre tiene un calor anormal en su cuerpo o bien no le gusta rascarse el bolsillo pagando facturas de gas.

Lo encuentro saliendo del baño, todo el perfumado. Le pregunto si hay algún problema con la caldera, que he pasado frío por la noche y que me entra aire por la ventana. Su respuesta fue muy clara:
“Lidia, el gas es muy caro y solo enciendo la caldera de 8 a 10 de la mañana y de 7 a 9 de la noche, además no hace frío y me duele la cabeza con la calefacción encendida toda la noche.”
En pocas palabras, TE AGUANTAS!

Entre que no soporto el frío y que según hablamos me dijo que todas las facturas estaban incluidas, le rechisto diciéndole que si estoy pagando semanalmente con todas las facturas incluidas, quiero que también me incluya el gas, ya que para eso lo pago, o bien que me descuente el dinero que me está robando muy sutilmente de algo que no me deja usar.

No funciona, el tío me suelta otra metralleta de excusas baratas sobre normas y leyes ( tenía que ser abogado! me cago en todo! ) de las cuales entiendo la mitad ya que su velocidad hablando sigue siendo exagerada, además detecto cierto deje indio en su acento, con lo cual, me complica mucho más poder comprender todo lo que soltaba esa bocaza grande que tantas ganas tenía de callar metiendo le el cepillo de la escoba en la boca.

ES QUE NO HAY MANERA??? ES QUE NO PUEDO ENCONTRAR UNA CASA NORMAL DONDE VIVIR SIN PROBLEMAS PARA DUCHARME, COCINAR O ESTAR CALENTITA SIN QUE ME CUESTE UN OJO DE LA CARA?? DE VERDAD QUE NO?????

Desespero, si… pero aún me queda un poco de aliento para volver a esas vitrinas a mirar si hay alguna vivienda que me interese, por su puesto previa laaaaarga entrevista de todos y cada uno de los puntos a tener en cuenta y REMARCAR cuando vaya a entrar a vivir!

Me encuentro frente a una de las vitrinas, busco busco busco.. y … OFERTA DE TRABAJO! Ohhhhh! cutre y salchichero papel escrito a mano, ofrece trabajo como dependienta en una tienda. Que puedo perder? por poco que paguen y malo que sea el trabajo, un trabajo es, además, ya podré poner en mi CV que tengo experiencia en Londres!!

Estoy llegando a la entrevista de trabajo, está al Sur de Londres, mala combinación, una hora y media para llegar, pero no importa, es trabajo y veo algo de luz!

Llego a la tienda, es una Tintoreria… me atiende un señor bastante mayor, con una gran barba blanca y un gorrito tipo a los que llevan en el Vaticano… creo que es Pakistaní. NO ES INDIO! OLEEEE!!

Me enseña la tienda, me explica que debo quedarme tres horas a hacer una especie de prueba para ver si me da el trabajo o no. Acepto encantada. Me lleva a la parte de atrás, donde están todas las planchas industriales y millones de perchas por doquier, colgadores, una especie de maquina cuadrada con la parte de arriba de medio maniquí en su interior.

Se pone a planchar una de las cuatro mil camisas que había allí. La termina, me la muestra y me pone una camisa en la mano diciendo, Empieza!

Mmmm… que parte en aquel mini papelito de “se necesita dependienta para tienda” tenía oculta la parte en la que debería poner “Se necesita ayudante para planchar”?? Me están tomando el pelo, pero no me importa, es mi puerta para poder acceder a algo mejor así que preparo todos mis músculos del brazo derecho y a por ellas!

Pasan las tres horas, cuatro, cinco… lararalaaaa!! sigo planchando y nunca se terminan… nadie me dice nada de parar.. así que lo hago yo SOLITA. Me voy para la parte delantera de la tienda donde el señor está sentado cosiendo a máquina unas prendas. Le digo amablemente que no he terminado con todas, pero que puede pasar a mirar las que he terminado, que ya han pasado más de tres horas (CINCO!! CINCOOOO!!!) y me gustaría saber que opina antes de continuar. (tenía el brazo molío….sinceramente!!)

El señor se quita las gafas, se va para atrás, sin mediar palabra… Las revisa callado… me mira… las vuelve a colgar.

Se dirige al frente de la tienda de nuevo y rápidamente agarro mis bártulos como aquel que no quiere la cosa… salgo hacia la parte exterior de la zona de plancha y me dice:

Buen trabajo, empiezas mañana, trabajaras de 9 de la mañana a 7 de la tarde( 10 horas diarias), los domingos solo abrimos hasta las 5 de la tarde, así que tendrás una tarde libre a la semana. Te pagaré 150 libras a la semana y sin contrato.

…que??? estáis haciendo cálculos de a cuanto iba la hora?? Brutal!! Cara de subnormal que se me queda.. pero le digo..

Lo siento, pero los domingos tengo clases de inglés y no podré venir, así que sólo vendré 6 días a la semana.. (solo…ejem..)

Accede, un poco descontento, pero me la rempampimfla!! Menudo abuso!! Que vergüenza! Y que dolor de brazo dioss!

Así que entre la hora y media de camino para ir, la otra hora y media de camino para volver y las 10 horas allí metida… Vida social Nula, Turismo Cero patatero, Estudiar algo Ni de coña, Tiempo libre anulado, Descanso poco…

Lo mejor de todo, es que no parábamos para comer, es decir, traía algo de comer a su placer, tipo hamburguesas y patatas fritas y de pie comíamos corriendo para seguir trabajando.

Su hijo también estaba allí planchando conmigo, además había salido al padre, un tipo de pocas palabras.

Estaba casado, tenía 30 años pero su mujer estaba en Pakistán, con sus dos hijos, ya que se habían ido allí a vivir al casarse pero después de tener a su familia en Pakistan, el padre le exigió a él ir a ayudarlo en el negocio, la mujer no estaba de acuerdo en irse a Londres, con lo cual vivían separados desde hacía tres años, para que el señor de la barba tuviera su negocio salvaguardado. Me moría de pena al ver al hijo diciéndome que odiaba Londres y el trabajo que hacía, que el era Ingeniero Informático y dejó el trabajo y a su familia sin querer hacerlo, pero no podía decir que no a su padre.

Si hacía eso con su hijo…que iba a hacer conmigo????? S.O.S, metida en la boca del lobo.

Pues planchando voy, planchando vengo…. pasaron tres semanas y aunque era duro y mi brazo empezaba a tener el volumen de un músculo propio de un tenista, yo seguía allí esperando cobrar mi primer sueldo y pensando cómo hacerlo para empezar a buscar otro trabajo, ya que por falta de tiempo me era casi imposible, además, caía en coma profundo los sábados por la noche y los domingos sólo podía quedarme en la cama a vegetar.

Esa cuarta semana, el señor de la barba blanca me comenta salir a la calle a hacer de comercial, promocionando la tienda con algunos flyers para incrementar la clientela. Yo, hasta las narices de planchar y aún sabiendo el frío que iba a pasar, acepto el cambio.

Me pongo a repartir flyers dos días seguidos, se me hace ameno ya que así no estoy sólo planchando encerrada, con música religiosa todo el día, exceptuando los momentos en los que me estaban rezando a la meca pegados a mis pies. Jolines! o cambiáis la tabla de planchar de sitio o cambiáis la meca de lugar! no??

El tercer día el señor de la barba me comenta acompañarlo a su casa, quiere regalarme un coche. UN COCHE?? dice que no lo usa, que su mujer está enferma y era de ella y que así puedo hacer de comercial con el coche. CARAI! esto pinta bien! pero.. que raro…

Me voy con ellos hasta su casa al terminar la jornada, me muestran en coche, un fiat punto, nuevo. El señor de la barba blanca me dice que hay que ponerle gasolina, que una vez la tenga activa el seguro y me lo pone a mi nombre pero lo paga el. Que raro todo..

Me dice, venga, conduce que vamos a la gasolinera! Yo le digo que no llevo el permiso de conducir encima y encima sin seguro.. pero el insiste que está al lado la gasolinera. Sale por la puerta un niño de unos diez años, la madre enferma con sus muletas y se suben al coche…Eing??? Donde van?? Mejor dicho, donde vamos???

Pues si, nos vamos toooda la familia a poner gasolina a menos de un kilometro. Vaya tela conducir en el lado contrario, con el cambio a la izquierda, con el carril a la izquierda… que lío por Dios! Para habernos matao!!

Una vez realizada la tarea.. devolvemos el coche a su garaje. Lo cual para mi es un alivio…uff si me pilla la policía!

Dos días después, siguen sin seguro en el coche por lo tanto, yo me los tiro planchando. Termina mi jornada, allí estaba el hijo, la madre sentada mirando a su marido coser, y yo.

Hacía un mes que estaba allí trabajando, pero aún no había cobrado nunca. Así que le pregunto por mi sueldo. Se me queda mirando fijamente, se pone a hablar en su idioma con la mujer, sale el hijo de la zona de atrás y participa en la conversación, yo no me entero de nada, evidentemente no hablo pakistaní.

La conversación empieza a subir de tono, el hijo se larga cabreado, para la calle, la mujer sigue gritando…yo estoy allí pasmada con cara de…que está pasando?? que he dicho??… siguen a lo suyo…. y finalmente el señor de la barba se dirige a mi diciéndome:

Lidia no hay dinero, no te puedo pagar, trabajarás hasta que la cosa mejore sin cobrar nada y más adelante cuando vengan clientes que hayas captado como comercial te pagaré un porcentaje.

ME CAGO EN LAS BARBAS DE SATANÁS!! LO MIRO CON CARA DE “TE COMO A PIEZAS Y A BOCAOS!!” LO AMENAZO CON LA MIRADA Y LE DIGO..USTED ME HA VISTO A MI CARA DE IDIOTA?? SOY ESPAÑOLA, PERO NO IDIOTA!! QUIERO MI DINERO Y NO ME VA A VOLVER A VER EL PELO, POR SUPUESTO!!

No, no sirvió de nada, la mujer empezó de nuevo a gritar, el hijo volvió con cabreo y se metió para adentro, y el señor de la barba ni se inmutó para pagarme nada… allí los dejé discutiendo y gritando. Me fuí con un nudo en la garganta de la mala leche y la frustración que tenía encima. Había perdido un mes, trabajando como una negra, gastado dinero en transportes y todo para nada.

Ahora si que tenía un problema grande, en Londres, sin dinero, ni trabajo.


¿Te ha gustado este artículo? Valoralo pulsando en las estrellas. ¡Gracias!

4.17 de 5 - 6 votos

Compartir

85 comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • 85 comentarios
    1. Responder
    2. Responder
    3. Responder
    4. Responder
      • Responder
    5. Responder
    6. Responder
    7. Responder
    8. Responder
    9. Responder
      • Responder
      • Responder
    10. Responder
      • Responder
      • Responder
        • Responder
    11. Responder
      • Responder
      • Responder
      • Responder
    12. Responder
      • Responder
      • Responder