Dictamen del Tribunal Supremo: El Brexit debe ser autorizado por el Parlamento

brexit

Fecha publicación: 24/01/2017

9 comentarios

El Tribunal Supremo ha fallado en contra del Gobierno británico y dictamina que el Brexit debe de ser autorizado por votación parlamentaria. Esto supone un jarro de agua fría para Theresa May, primera ministra británica, la cual pretendía invocar directamente el Artículo 50 del Tratado de Lisboa tras la victoria en el Referendum alegando que tenía el mandato del pueblo británico.

Según ha indicado David Neuberger, el presidente del Tribunal Supremo, es cierto que el Gobierno tiene la facultad de ejercer directamente la “prerrogativa real” para cambiar los tratados internacionales, pero la salida de la Unión Europea afecta directamente a los derechos de todos los ciudadanos británicos, razón por la cual estará obligado a contar con la aprobación de todos los miembros parlamentarios.

¿Qué significa todo esto exactamente? Pues que la salida de la Unión Europea y, más importante aun, la forma de salirse, va tener que ser primero votada y aprobada por mayoría por todos los diputados que componen el Parlamento británico, y no solo por el Gobierno en el poder. En teoría esto puede complicar mucho las cosas al Gobierno, ya que son muchos los diputados de los partidos de la oposición que están en contra de un Brexit duro o incluso de un Brexit a fin de cuentas.

¿Qué va a pasar a partir de ahora? Según un portavoz del Gobierno, el fallo de hoy no cambiará nada, ya que el pueblo británico votó por abandonar la UE y el Gobierno cumplirá con ese veredicto activando del Artículo 50 antes de final de marzo, tal y como estaba planeado. Según Jeremy Corbin, el líder del partido de la oposición, su grupo respetará la voluntad de los británicos y no bloquearán el Artículo 50, pero si se sentarán con el resto de los partidos para negociar los términos en los que se saldrá de la Unión Europea. El resto de los partidos de la oposición están en contra del Brexit.

Hay que recordar que el Gobierno cuenta con la mayoría absoluta en la Cámara de los Comunes (equivalente al Congreso en España) pero no en la Cámara de los Lores (equivalente al Senado). El Gobierno tendrá que contar con la aprobación de ambas Cámaras para seguir adelante con el Brexit por lo que las cosas se van a poner muy interesantes durante los próximos meses, ya que en el “Congreso” los únicos que pueden girar las tornas a los planes de Theresa May son los diputados pro-europeistas de su propio partido, pero lo que pueda ocurrir en el “Senado”, donde no tienen el control, aun está por verse.

Finalmente añadir que como era de esperar, los mercados han reaccionado de forma muy positiva a la noticia y la libra esterlina a alcanzado su máximo anual. Cualquier movimiento que se aleje del Brexit siempre se toma com un estímulo positivo.

Compartir

Otras noticias

9 comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • 9 comentarios
    1. Responder
    2. Responder
    3. Responder
    4. Responder
    5. Responder
    6. Responder
    7. Responder
      • Responder