Cómo alquilar una casa o piso completo en Londres

como alquilar piso casa londres reino unido uk

Última actualización: 01/10/2015

22 comentarios

  • 4.75
4.75/5 - 3469 votos

Debido a los estrictos requisitos y dinamismo del mercado de alquiler londinense, alquilar una casa o un piso completo puede resultar una tarea bastante compleja. Yo ya he tenido que pasar por esto en un par de ocasiones, así que aquí te dejo con una guía detallada con los 10 pasos a seguir para alquilar una vivienda completa con todos mis trucos y consejos que he ido adquiriendo durante mi estancia aquí.

Recordar que al igual que el resto de artículos de Diario de un Londinense, esta guía está enfocada a Londres pero puede ser utilizada para alquilar en cualquier otra localidad del Reino Unido.

Importante destacar que estos pasos solo se pueden realizar una vez estés en el Reino Unido. No es posible alquilar pisos desde España y aunque pienses que puedes desaconsejo totalmente ni que lo intentes, ya que probablemente lo único que vas a conseguir es que te estafen. Los propietarios siempre te van a querer ver en persona y pedirte mucha documentación para cerciorarse de que vas a poder hacer frente al coste del alquiler. Sospecha de quien no te pida referencias y ni se te ocurra enviar dinero por adelantado a través de Wester Union o Moneygram porque jamás volverás a verlo.

Lo recomendable es venirse a Londres con unas semanas de antelación, hospedarse en un alojamiento temporal y aprovechar ese tiempo para buscar una vivienda.

Dicho esto, aquí te dejo con los 10 pasos a seguir:


1. Antelación con la que buscar


Los contratos suelen incluir una cláusula en la que se tiene que avisar al propietario del piso con unas seis semanas de antelación sino se quiere renovar el contrato.

Esto significa que los pisos se suelen poner en alquiler unas seis semanas antes de que queden libres por los arrendatarios anteriores, así que lo ideal es empezar a buscar piso con una antelación de alrededor de un mes y medio.

Obviamente existen excepciones y a veces se puede encontrar un piso para entrar a vivir en una semana, pero generalmente, los contratos se suelen firmar al menos un mes antes de que puedas a entrar a vivir.

Esto es algo muy importante a tener en cuenta, ya que durante ese tiempo vas a tener que disponer de un alojamiento alternativo temporal donde hospedarte.


2. Decidir la zona, tipo de vivienda y precio del alquiler


Londres es una ciudad muy extensa y los precios de los alquileres varían enormemente, por lo que una de las primeras decisiones que debes de tomar es dónde quieres vivir, qué tipo de vivienda quieres y cuánto dinero estás dispuesto a pagar por ella.

Para orientarte y te hagas una idea de cómo está el mercado inmobiliario en el Reino Unido, te recomiendo que busques en alguna de las siguientes páginas web:

El precio suele estar marcado principalmente por la ubicación de la vivienda. Cuanto más céntrica o más cerca de una parada de metro, más caro será el alquiler. El barrio también suele ser un factor importante a tener en cuenta o la proximidad a colegios o universidades.


3. Agencia inmobiliaria o particular


Esta es una decisión que debes de tomar tú mismo, pero debido al dinamismo del mercado, yo siempre suelo recomendar optar por una agencia inmobiliaria, ya que aunque te va a costar algo de dinero, te va a acabar ahorrando muchos quebraderos de cabeza.

En Londres el mercado inmobiliario es tan dinámico que muchas de las casas que hayas podido ver en las páginas webs anteriormente citadas, ya no estén en el mercado, por lo que contactar de forma individual con cada uno de los propietarios puede acabar siendo una pérdida de tiempo.

Las inmobiliarias en Londres suelen cobrar un precio fijo de unas £350 y solo se paga una vez hayas firmado el contrato de alquiler. En caso contrario, la inmobiliaria por ley no te puede cobrar nada.


4. La búsqueda


Lo recomendable es que una vez te hayas decidido por la zona, tipo de vivienda y precio, vayas personalmente a todas las agencias inmobiliarias que tengan oficinas en esa zona y les indiques exactamente qué es lo que estás buscando.

Las inmobiliarias te ofrecerán todo lo que tengan disponible en ese momento, te llevarán a ver las viviendas que más te interesen, y lo más importante, se quedaran con tus datos y te avisarán cada vez que salga algo que se adapte a tus requisitos. Esto es lo que realmente le da valor a una inmobiliaria y lo que va a hacer ahorrar mucho tiempo. Si has optado por buscar entre particulares, todo esto lo tendrás que hacer tú por tú cuenta a través de la web.

Todos estos pasos son totalmente gratuitos y ninguna inmobiliaria te va a cobrar por mostrarte casas, así que lo mejor es contactar con todas las inmobiliarias posibles para abarcar la mayor cantidad posible de casas. Las inmobiliarias las puedes encontrar en las calles principales de todos los barrios.


5. Visitando las viviendas


A medida que vayan disponiendo de viviendas que se adapten a tus requisitos, las inmobiliarias te avisarán para concertar una visita. Generalmente se queda en las oficinas, y luego ellos te llevan con sus propios coches a ver las diferentes casas. Una vez más, este servicio es totalmente gratuito.

Durante las visitas, te enseñaran toda la casa por dentro y además, podrás aprovechar para hacer todas las preguntas que quieras. Es importante que hagas todas las preguntas necesarias y que te quede todo bien claro, ya que luego una vez firmes el contrato no habrá vuelta atrás.


6. Contraoferta


Una vez hayas encontrado un piso que te guste, los agentes te van a pedir que les digas cuanto estás dispuesto a pagar por el piso. Esto no te debe de pillar por sorpresa ya que es totalmente normal y habitual. Los precios de los alquileres no son cerrados y siempre puedes hacer una contraoferta.

Por mi experiencia, lo habitual es intentar rebajar el precio unas £50 o £100 del coste mensual. El agente además te orientará sobre cuánto es lo ideal que bajes, ya que sabe cuánto está dispuesto a ceder el propietario.

Una vez decidida la contraoferta, el agente se pondrá en contacto con el propietario y al acabo de unas horas (o días) te dirá si el propietario ha aceptado. Durante este periodo de tiempo, el agente va a seguir mostrando la misma casa que te gusta a más gente, así que si alguien ofrece más que tú te vas a quedar sin ella.


7. La decisión


Cómo ya he mencionado previamente, debido a la altísima demanda, el mercado de alquiler en Londres es muy dinámico. Esto significa que la misma casa que tú has ido a ver, ha sido vista por otra decena de personas durante el mismo día y probablemente por muchísima más gente durante los días posteriores.

Por lo tanto, una vez encuentres una que te guste, tienes que hacer una contraoferta (o aceptar el precio fijado) de inmediato. Esto puede llevar a muchas frustraciones ya que de alguna manera te ves obligado a quedarte con una sin haber mirado más. Es por tanto muy importante que la casa con la que te quedes realmente te guste. Piensa que la oferta de alquiler también es grande, por lo que generalmente siempre deberías de poder encontrar una casa que te satisfaga completamente.

En Londres no tienes la opción de ver muchas casas y luego al cabo de unos días decidir cuál es la que más te gusta, ya que lo más probable es que ya hayan sido todas alquiladas.

Algunos propietarios o inmobiliarias te ofrecerán la posibilidad de pagar un ‘holding deposit’ para reservarte la vivienda en caso de que quieras buscar más. Este deposito no es reembolsable en caso de que note quedes con la casa y no está protegido por ninguna tercera empresa como la fianza. Si te interesa la propiedad, firma directamente el contrato y paga la fianza como tal. Sino te interesa, sigue buscando, pero no pagues reservas, ya que puedes acabar perdiendo mucho dinero.


8. El contrato y la fianza


Una vez el propietario haya aceptado tu contraoferta, llega el momento de repasar todos tus documentos, ver si cumples todos los requisitos y firmar el contrato:

Una vez aceptados tus documentos, es muy importante que leas el contrato detalladamente y preguntes cualquier duda que puedas tener antes de firmar. Asegúrate de que no haya ninguna cláusula abusiva. Si hay algo con lo que no estás de acuerdo, siempre puedes pedir que se modifique o incluso añadir tu alguna clausula. Los contratos de las inmobiliarias son bastante estándar pero aun así recomiendo leerlo en detalle por si las moscas.

Importante también asegurarse que la fianza se va a depositar en uno de los programas de protección de fianzas habilitados por el estado británico. Por ley solo puede ser uno de los siguientes: DPS, TDS o MyDeposits. De esta forma, te aseguras que el propietario no va a desaparecer con tu fianza y que está asegurada por el estado. Siempre y cuando no hayas causado desperfectos en la vivienda y hayas cumplido con las clausulas del contrato, la fianza se te devolverá íntegramente a la finalización del contrato.

Recuerda pedir una copia del contrato, el cual te recomiendo guardar como oro en paño durante la vigencia del mismo.


9. El pago


En el momento de firmar el contrato también tendrás que realizar el primer pago, el cual será la suma del coste del primer mes de alquiler completo más el coste de la fianza. La fianza a depositar suele ser el equivalente a 6 semanas de alquiler por norma general.

El pago se suele realizar mediante un cheque bancario, ya que la cantidad a pagar suele sobrepasar los límites de las tarjetas de débito o crédito. Algunas inmobiliarias también aceptan el pago por transferencia bancaria.

A este pago, tendrás que añadirle el coste de gestión de la inmobiliaria equivalente a unas £350. Este precio es fijo y nunca es equivalente a un mes de alquiler como en España. Además, solo se hay que pagárselo a la inmobiliaria en la que has firmado el contrato. A todas las demás que te han podido ayudar a buscar, no hay que pagarles nada. Por ley, las inmobiliarias solo pueden cobrarte en caso de que hayas firmado un contrato de alquiler con ellas.


10. Entrega de llaves


Finalmente, el día en que dé comienzo tu contrato de alquiler, tan solo tendrás que pasar por las oficinas de la inmobiliaria para que te hagan entrega de las llaves.

Desde este momento ya podrás disfrutar de tu casa hasta la finalización del contrato.

Ahora solo te faltará darte de alta en el council tax y cambiar de nombre todos los suministros! Pero tranquilo que esto ya te lo cuento en un próximo artículo.


¿Te ha gustado este artículo? Valoralo pulsando en las estrellas. ¡Gracias!

4.75 de 5 - 3469 votos

Compartir

22 comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • 22 comentarios
    1. Responder
    2. Responder
    3. Responder
    4. Responder
      • Responder
    5. Responder
      • Responder
    6. Responder
      • Responder
        • Responder
    7. Responder
      • Responder
        • Responder
    8. Responder
      • Responder
    9. Responder
    10. Responder
    11. Responder
    12. Responder
    13. Responder