Cartas de aceptación y cómo matricularse en un máster

admission office master university

Última actualización: 25/02/2015

2 comentarios

  • 4.6
4.6/5 - 212 votos

Una vez has elegido el máster que vas a cursar, te has informado sobre cómo financiarlo y has realizado el proceso de inscripción correspondiente, ya solo te queda esperar al veredicto de la universidad. Este puede ser positivo y que seas admitido directamente (el mejor resultado posible), puede ser negativo y que tu petición haya sido denegada (el peor resultado) o puede haber un caso intermedio en el que estés admitido en el caso de cumplir unas ciertas condiciones extra.

En este artículo te voy a detallar en que consiste cada uno de los resultados posibles y los pasos a seguir para matricularte en caso de ser admitido.


Carta de aceptación


Existen tres tipos de cartas diferentes que puedes recibir por parte de tu universidad:

Unsuccessful application

Esta es la peor carta que puedes recibir, ya que significa que no reúnes los requisitos necesarios para cursar el máster, por lo que tu petición ha sido denegada. Las razones por la que se deniega una plaza suele ser por una de las siguientes razones:

  • Tu nota media está por debajo de la solicitada para cursar el máster
  • Has aprobado muchas asignaturas en segundas o terceras convocatorias – esto es algo que no suele gustar a las universidades mas prestigiosas del Reino Unido, ya que significa que has suspendido mucho exámenes y los has tenido que recuperar
  • Tu carrera no tiene relación con el máster que quieres estudiar

Generalmente en estas cartas, después de haber evaluado tu expediente, las universidades también incluyen una serie de programas alternativos a los que si que te podrían admitir si estás interesado. En el caso de no estarlo, mi recomendación es que sigas intentando inscribirte en otras universidades ya que cada una tiene sus propios requisitos. Eso si, lo importante es no desanimarse.

Conditional offer

Cuando recibes la carta con una oferta condicional significa que la plaza es tuya siempre y cuando cumplas con las condiciones que en la misma se indican. Esta carta es habitual recibirla si no has cursado tus estudios universitarios en el Reino Unido o el inglés no es tu primera lengua, ya que las condiciones más comunes que se solicitan son:

  • Justificación de la nota académica – normalmente exigen que entregues una traducción jurada de tu expediente académico completo
  • No cumples con los requisitos mínimos de nivel de inglés – en este caso te suelen dar una segunda oportunidad para presentarte de otra vez a un examen oficial y acreditar de nuevo tu nivel
  • Que adjuntes una carta de recomendación académica – lo más sencillo es pedírsela a tu tutor del proyecto de fin de carrera o a algún otro profesor con el que tengas buena relación. Cuanto más relación tenga el profesor con la rama del máster que vas a cursar, mucho mejor.

En la mayoría los casos, la oferta condicional vence un mes antes de la fecha del comienzo del máster, por lo que ese es el tiempo que tendrás para presentar toda la documentación extra solicitada.

En el siguiente enlace puedes ver un ejemplo de una carta con una oferta condicional:

Final / unconditional offer

Oferta final y sin condiciones: la plaza es tuya! Llegados a este punto ahora tendrás que decidir si matricularte en el máster o no. Recuerda que puedes solicitar plaza en más de una universidad a la vez, por lo muchas veces es mejor esperar a tener el resultado de todas las universidades y luego elegir matricularte en la que más te interese. Sino te matriculas, no hay que pagar nada.

En la mayoría de los casos, tienes de plazo para matricularte hasta un mes antes del comienzo del máster. En caso de no hacerlo dentro del plazo previsto, perderás tu plaza.


Matrícula


Una vez dispongas de la carta con la oferta sin condiciones de la universidad que quieras, ya solo te queda matricularte. Este trámite se ha de realizar presencialmente, no pudiéndose realizar ni online ni a distancia por lo que tendrás que realizarlo en persona acudiendo a la Admissions Office (oficina de admisiones) de tu universidad.

La matricula del máster suele ser muy parecida a las matriculas universitarias españolas. Lo más importante es revisar bien las tasas que tienes que pagar y elegir como las vas a pagar: ya sea mediante becas o ayudas, a plazos o todo del golpe el primer día. Durante el proceso de matriculación, también tendrás que elegir las materias optativas que quieras cursar. Generalmente, un 20%-30% de las asignaturas son optativas mientras que el resto son obligatorias.

Y creo que poco más que añadir. Una vez matriculado ya solo te queda lo más difícil: estudiar el máster!


¿Te ha gustado este artículo? Valoralo pulsando en las estrellas. ¡Gracias!

4.6 de 5 - 212 votos

Compartir

2 comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • 2 comentarios
    1. Responder
      • Responder