Oyster Card: Qué es y cómo funciona

oyster card metro londres

Última actualización: 13/05/2014

161 comentarios

  • 4.51
4.51/5 - 24514 votos

¿Qué es una Oyster Card? ¿Para qué sirve? ¿Cómo funciona? ¿Voy a necesitar una? Seguro que si has viajado a Londres o tienes pensado hacerlo, en algún momento te has hecho alguna de estas preguntas. Todo parece muy complicado y difícil, pero en realidad todo es bastante más sencillo de lo que parece.

¿Qué es una Oyster Card?


Una Oyster Card, en realidad, no es más que una simple tarjeta monedero, que recargas con saldo y que luego utilizas para pagar los billetes de todos los medios de transporte públicos dentro de toda la zona metropolitana de la ciudad. Con esta tarjeta puedes acceder tanto a autobuses, metros, tranvías y trenes de toda la ciudad beneficiándote siempre de los precios más bajos en todos los trayectos. Las tarjetas Oyster son unipersonales, no pudiendo ser utilizadas por más de una persona en un mismo trayecto.

La gran ventaja de las Oyster Card es que te ahorran el tener que comprar billetes individuales cada vez que usas el transporte público, pudiendo pagar directamente con el saldo que tienes en la tarjeta de forma muy cómoda y sencilla. Además, las tarjetas Oyster, siempre te van a cobrar la tarifa más económica posible para el trayecto que hayas realizado, sin tener tu que preocuparte en ningún momento de zonas, ni horarios ni nada.

Adquirir una Oyster Card


La Oyster card se puede adquirir y recargar en cualquier estación de metro o tren de la ciudad de Londres. Su coste es de £5.00, aunque en realidad es una fianza, ya que si devuelves la tarjeta en cualquier momento, te abonan dicha cantidad más la cantidad restante de saldo que tengas en ese momento. Las tarjetas se pueden devolver en las ventanillas de cualquiera de las estaciones de metro de Londres y para que te devuelvan la fianza y el saldo restante en efectivo es muy importante haber realizado su compra y todas las recargas con el mismo medio de pago. Es decir, si compras la Oyster con una tarjeta de débito, hay que usar la misma tarjeta para pagar por todas las recargas o si pagas en efectivo, siempre en efectivo. Si utilizas diferentes medios de pago, igual te van a abonaran la fianza y saldo restante, pero en vez de devolvértelo en efectivo te darán un cheque al portador.

Comprar una Oyster es un proceso muy simple, ya que lo puedes hacer directamente en cualquier máquina automática de cualquier estación sin necesidad de ir a ninguna ventanilla ni hablar con nadie. En el siguiente video tutorial te explico cómo hacerlo:

VIDEO

Recargas


El proceso de recarga de una Oyster es igual de sencillo que su compra. En las mismas máquinas se puede recargar cualquier cantidad de dinero, ya sea mediante monedas, billetes o tarjetas de crédito. Si registras tu Oyster Card, también podrás realizar recargas a través de la web, además de poder activar otras funciones como la de auto-recarga si el saldo disminuye de cierta cantidad. Si vas a residir en Londres es altamente recomendable registrar la Oyster, ya que en caso de robo o extravío, es posible recuperar el dinero.

Uso


Usar una Oyster Card es muy fácil. Simplemente tienes que pasar la tarjeta por encima de los lectores amarillos situados junto a las barreras de acceso en las estaciones de metro, y si tienes saldo, se te abrirá la barrera automáticamente. Estás tarjetas funcionan con la tecnología RFID, por lo que si llevas la tarjeta dentro de una cartera, monedero o funda, no es necesario que la saques. Con que acerques tu cartera al lector, es suficiente para que la detecte.

Es muy importante pasar la tarjeta por el lector tanto a la entrada como a la salida de las estaciones, ya que si no, la tarjeta no tiene la capacidad de calcular el recorrido realizado y te va a cobrar una multa, cosa que seguro que no deseas.

En el caso de los autobuses, solo es necesario pasar la Oyster Card al subir al autobús, ya que con este medio de transporte no existen zonas por lo que el precio del trayecto siempre es el mismo. No es necesario pasar la Oyster Card al bajar.

La ventaja de usar la Oyster Card frente a comprar billetes individuales, no está solo en el precio por trayecto, sino que la tarjeta Oyster nunca te va a cobrar más de una cantidad estipulada al día. Este límite es conocido como el “Daily Price Cap” y por más viajes que hagas en un día, la Oyster nunca te cobrará más de ese límite.

Travelcards


Además de todo esto, la Oyster Card también puede ser usada para albergar abonos de transporte conocidos como Travelcards. Es decir, en vez de pagar por cada trayecto que hagas de forma individual, se pueden adquirir abonos de viajes semanales, mensuales y anuales, por los que se paga una cierta cantidad de dinero inicial y se puede usar la Oyster de forma ilimitada durante el periodo de validez del abono. El uso de Travelcards puede suponer un ahorro importante si vas a moverte mucho en transporte público. Los precios de los Travelcards varían dependiendo de las zonas de validez y periodo temporal contratado del abono.

Existen Travelcards completos válidos para ser usados en todos los medios de transporte de la ciudad o Travelcards específicos solo para autobuses y tranvías. Estos últimos son mucho más económicos que los completos.

Conclusión


Por lo tanto, tanto si eres residente como si vienes de turismo unos días a Londres, es totalmente recomendable y necesario adquirir una de estas tarjetas, ya que no solo simplifica el moverse en transporte público por la ciudad sino que además se pueden conseguir unos ahorros significativos.

Para finalizar, si quieres ser muy previsor, las tarjetas Oyster Card se pueden comprar a través de internet en la web de Transport for London y te las mandan a tu domicilio en cualquier parte del mundo para así tenerla disponible nada más llegar a la ciudad. De todas formas, no recomiendo bajo ningún concepto hacer esto, ya que las tarjetas que mandan son Visitor Oyster con características y precios ligeramente diferentes a las oficiales. Mi consejo es comprarlas nada más llegar a Londres en cualquier estación de metro o tren. Como has podido ver en el video anterior, el proceso es muy sencillo y no se te pide ningún dato personal ni dirección ni nada, por lo que más cómodo y rápido imposible.


¿Te ha gustado este artículo? Valoralo pulsando en las estrellas. ¡Gracias!

4.51 de 5 - 24514 votos

Compartir

161 comentarios

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • 161 comentarios
    1. Responder
    2. Responder
    3. Responder
    4. Responder
    5. Responder
    6. Responder
    7. Responder
    8. Responder
    9. Responder
    10. Responder